BRANDY LUIS FELIPE GRAN RESERVA 70 CL

El brandy Luis Felipe Gran Reserva se elabora desde 1893. Destaca por tener un gusto suave y por la consistencia de su color y sus aromas. Indudablemente, tiene un estilo único.

89,95 IVA incluido

Sin existencias

  • ENVÍOS 24-72H
  • 100% GARANTÍA
  • SOPORTE 24/7 | 952 474 179

Descripción

El brandy Luis Felipe Gran Reserva es procedente de Huelva. Concretamente, esta antigua bebida tiene su origen en las Bodegas Rubio de la localidad de La Palma del Condado, famosa por la calidad de sus caldos y su antigua tradición de cultivo de la vid y elaboración de vinos. En 1965, la Bodega Rubio adquirió las soleras del brandy Luis Felipe a la bodega de los hijos de Carlos Morales, pues tuvo que cerrar por carecer de descendencia.

La historia del brandy Luis Felipe Gran Reserva se remonta al hallazgo producido en 1893 cuando, en un rincón de una bodega de La Palma del Condado, un enólogo buen catador encontró unas barricas de roble anciano y nobilísimo que encerraban un exquisito brandy que rebosaba de color y aromas. Pese a la experiencia y a los dotes vinateros del señor, relató que nunca antes había probado algo parecido, ya fuera elaborado en Francia o en Jerez. Las barricas estaban señaladas con la mención "Luis Felipe", pues estaban reservadas exclusivamente para don Antonio de Orléans, duque de Montpensier e hijo del rey de Francia Luis Felipe I. Las barricas abandonadas son las que impulsaron la elaboración del brandy Luis Felipe que hoy se disfruta.

El brandy Luis Felipe Gran Reserva salió al mercado en 1989. Desde entonces, las ventas han evolucionado en aumento, pues se trata de un licor exquisito y de extraordinario origen. El envejecimiento de este brandy de producción limitada dura 60 años, y se lleva a cabo a través del sistema de soleras y criaderas en barricas de roble americano.

 

Nota de cata del brandy Luis Felipe Gran Reserva

De consistente color caoba oscuro con ribetes dorados y reflejos ambarinos, el brandy Luis Felipe despunta por ser extremadamente aromático y muy suave. Al olfato, se perciben suaves notas de vainilla con matices de madera añeja bien envinada. Al paladar, tiene un sabor agradable y equilibrado, donde se pueden resaltar las notas procedentes de la forma de crianza, levemente amargas, que se abren para dar paso a un final redondo.

Shopping cart0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0